Teatro sin fronteras

Fotos: Copyright Lupe Gehrenbeck

Teatro sin fronteras

Ella es como Dios, está en todas partes,… en las carteleras de Nueva York, Caracas, París, Barcelona, Londres, capitales que últimamente han estrenado con gran éxito sus obras teatrales.

Tiene de Artemisa, de Venus, de Minerva…  se llama Lupe Gehrenbeck , venezolana de ascendencia alemana, antigua alumna del Colegio Humboldt de Caracas.  Es actriz, escritora, dramaturga, guionista, directora de teatro, diseñadora de moda y pare de contar.  Su creatividad es fecunda, su imaginación sin fronteras, su vitalidad y amor al arte desbordantes.

Se graduó Magna Cum Laude en Arte en la Universidad Central de Venezuela (UCV), además obtuvo un Master de la New School for Social Research (NYU).  Trabajó con renombrados directores venezolanos como José Ignacio Cabrujas, Isaac Chocrón, Román Chalbaud y luego en Nueva  York en La Mamma con Eli Schneider.

Entre sus obras figuran telenovelas, cuentos infantiles, guiones cinematográficos.  Desde hace varios años, Lupe se dedica más que todo al teatro: “Las Niñas de Santa Fe”, “La Piñata”,  “De Miracielos a Hospital”,  “Gregor Mac Gregor”, “Adán y Eva”, “El Ángel de la Guarda”, “Matarile”… son algunas de la veintena de obras que ha escrito y dirigido.

Pero nuestra diosa no sólo escribe y estrena en las capitales del mundo, también obtiene galadornes: en 1991, Premio Juana Sujo, Premio de la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos (ANAC).  En 2008, Gregor Mac Gregor, Rey de los Mosquitos, segundo premio otorgado por Actors of the World, Londres.

“Gregor Mac Gregor, Rey de los Mosquitos”,  una de sus obras más relevantes por su profundo y original planteamiento, se presentó en Caracas con gran éxito;  en París se montó  en la Maison d’Amérique Latine y últimamente en el teatro de Repertorio Español en NYC con actores latinos de esa ciudad en ocasión del Festival  “Venezuelans in New York city”, siempre con buena crítica y mucho interés por parte del público.

Detrás de la figura imponente del  héroe histórico de  Gregor Mac Gregor de origen escocés que se lanza a la conquista del Nuevo Mundo, se esconde un aventurero  que se vuelve caudillo, un oportunista  que por sus amores logra nada menos que tejer alianzas con la familia de Simón Bolívar para terminar siendo un verdadero estafador.  Una crítica aguda que remonta al colonialismo, al poner de manifiesto la visión del europeo hacia Latinoamérica.   Las extravagancias y sueños megalómanos  de Mac Gregor recuerdan a muchos dirigentes de la región ávidos de poder que se eternizan en su silla.

Luego en París, Lupe se cuestiona sobre la condición de los “SDF” (sin domicilio fijo), siglas que designan a todo ser humano que al no poseer una dirección oficial inscrita, es sistemáticamente tildado de sospechoso.  Esta situación la inspira para escribir una serie de monólogos: su “Eva”, su “Adán”, su “Ángel de la Guarda”, todos SDF… encarnan el malestar de las sociedades que hemos inventado.

El origen es la hipocresía condescendiente,   de esta nomenclatura que sirve para la “discriminación políticamente correcta”, lenguaje de gobiernos y mundos desarrollados que quiero denunciar, nos dice.

 Porque tanta gente sin dirección de correo, no puede ser mala; tanta gente que vive desterrada, invisible, olvidada, tanta gente que no quiere someterse a la opresión de las normas y al “deber ser”, no puede ser dañina ¡ sino por el contrario,  posibilidad crítica y creativa, salvación del mundo!  En palabras de mi Eva: “son muchos los que no creen en cuentos de costillas, muchos que quieren salvar el planeta…”

… y si para los Europeos, Europa es los primero, pues para los tropicales, el trópico es primero.

Sí,  para Lupe, definitivamente, el paraíso está en el trópico,  y el árbol del bien y el mal es una mata de coco… 

Tras haber mordido la manzana, Eva es expulsada del Paraíso.  Obligada a emigrar, a abandonar la paz y la armonía del Edén, acusada y culpable, se convierte en SDF, ahora sin seguridad, en peligro permanente.  Eva vestida de princesa barroca marginal con bolsas de supermercado recicladas , pasea su seductora feminidad reflexionando sobre el origen del árbol de manzanas, la serpiente, y la culpabilidad.

En una escenografía minimalista llena de ingenio, esta pieza de contenido crítico,  a la vez jocosa,  feminista,  ma non tropo…  ejerce su magia sobre el público desde el comienzo hasta el final.

SDF son también los ángeles de la guarda, y al respecto la dramaturga nos dice:

Son muchos los que dicen que los ángeles no existen, son mentira, son invento… pero podrían existir en la mente de los que creen en ellos y resultan ser más de lo que uno cree…  Es la historia de un ángel desbordado por los anhelos, miedos y deseos urgentes de sus clientes que tiene que atender entre Caracas, París y Moscú.

 “The Guardian Angel” fue estrenada en Nueva York con Jeneffa Soldatic, talentosa actriz, miembro vitalicio del Actor Studio.  La obra fue patrocinada por el propio Actor Studio donde durante mes y medio Jeneffa,  dirigida por la propia autora,  fue construyendo su personaje hasta lograr ser ese ángel que desde los cielos vela por todos. 

Mientras tanto, se estrenaba en Caracas con excelente crítica otra obra de Lupe: “Matarile”.  Dos mujeres que realizan un viaje, coinciden en un autobús, ocasión para develar el universo femenino de cada una de ellas

Así, el teatro de la talentosa escritora sigue viajando: “Eva” ensayada en París,  hizo función en Londres!  Pero el gran interés de estos viajes es que en cada ciudad, la obra se impregna de idiosincrasia local y adquiere otros rasgos, otro lenguaje visual: en Nueva York, Eva era una inmigrante puertorriqueña que acababa de llegar a Manhattan con su maleta y su palmera bajo el brazo.  En Barcelona,  una ama de casa  expulsada del paraíso de los años 50.  En Caracas, una doméstica encargada de limpiar el teatro.  En París, Eva es una SDF.

Podrá llegar hasta Berlín,  ¿cómo sería la Eva alemana de Lupe? Encontrar un teatro que acoja a tanto talento,  en esta ciudad, hoy por hoy, capital cultural europea, no debería ser tan difícil.  Aquí la esperamos llenos de expectativas!

Fania Aoun